¿Qué es el «financiador de pleitos»? ¿Para qué sirve esta figura?

¿Has oído hablar de la figura del financiador de pleitos? ¿Qué hace? Antes de nada, que sepas que en España está creciendo considerablemente la oferta de financiación de litigios judiciales, así como solicitudes de arbitraje. Es una actividad que ofrece muchas ventajas a sus usuarios. Veamos cuáles:

Financiador de pleitos: qué es y qué hace

Las necesidades de los usuarios cambian y la manera en la que contratan los distintos servicios también. Es por ello, que surge esta figura del financiador de pleitos, que más o menos por la palabra podemos hacernos una idea de lo que significa. ¿Lo sabes?

Estamos ante un concepto cada vez más usado por los bufetes de abogados. De hecho, ya lo incorporan en la publicidad de sus bufetes, con mensajes como “financiamos su caso”. Pero, ¿a qué se refiere? Cuando vemos ese mensaje, suele referirse a pactar que el abogado asume los costes si se cobran las costas procesales por vencimiento.

Estamos ante una nueva práctica financiera en los bufetes de abogados. Es un sistema en el cual una entidad ajena (como un fondo de inversión) decide anticipar o sufragar los gastos del litigio, a cambio de un % sobre el beneficio final.

Para ello, se realiza un análisis previo para ver si es viable y se estudia, para ver si es concedida o no al cliente. Asimismo, la financiación se puede destinar a un cliente para un caso o un conjunto de un casos.

¿Cuál es el coste de la financiación?

A la hora de financiar un pleito, es normal querer conocer los costes. Lo cierto es que suele ser un % sobre la cantidad obtenida. Por ejemplo, desde un 15% y hasta un 50%. Depende de cada caso.

Por lo que, puede ser especialmente cómodo en caso de reclamaciones colectivas contra grandes organizaciones, porque se puede ir adelante y llegar al fondo del asunto sin poner un capital del que no se dispone.

¿Qué ventajas tiene contratar esta financiación?

  • Es una posibilidad que existe hoy y que antes no había, se puede tomar o no
  • Permite acceder a luchas más complejas, con las que antes no se podría
  • Válido para personas físicas o jurídicas
  • Puede financiar solicitud del arbitraje o demandas judiciales
  • El cliente no paga nada – el coste lo asume el financiador
  • El financiador no condiciona la elección del letrado

Ten en cuenta que, se aplica un principio de, a mayor riesgo, más coste. Es decir, el precio de los intereses a pagar depende del riesgo de la operación.

Estas son todas las ventajas de recurrir a esta financiación, a financiar pleitos. Claro, ten en cuenta que, para que vaya bien, necesitas ponerte en manos de los mejores, porque eso también condiciona el éxito.

Al principio solo entidades especializadas ofrecían este tipo de financiación. Sin embargo, ahora ya lo hacen distintos organismos financieros. Por lo que, se meten en medio para facilitar las cosas a ambos.

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Cerrar